Regreso a la sindéresis
OPINIÓN
  Dip. Omar Ávila
dip.omaravila@gmail.com
www.unidadvisionvzla.blogspot.com
Twitter e Instagram:
@OmarAvilaVzla
Diario La Antena

Desde Unidad Visión Venezuela celebramos el extensivo acercamiento de los actores políticos y sociales que junto a nosotros se disponen a rectificar y fortalecer la vía electoral. Organización, movilización y voto son la clave para ganar y avanzar, eso solo es posible en unidad. Por ello, es fundamental que entre las distintas visiones que tenemos dentro de la oposición abramos un espacio de diálogo sincero, que entendamos que cada quien por su lado va a ser imposible lograr buenos resultados.  

Urge pasar la página, sanar las heridas entre los que teníamos posiciones opuestas, dejar los resentimientos en el pasado y hacer política. Se nos presenta una nueva oportunidad de unirnos alrededor del voto, de poder acceder al poder político en paz, poner los pies sobre la tierra y dejar a un lado esos argumentos superficiales de “oposición legitima mayoritaria” y “oposición ilegitima minoritaria”, solo basta con ver las convocatorias para entender que todos somos minorías, que nos necesitamos los unos a los otros para ofrecer soluciones reales a los ciudadanos.

El llamado es a la sindéresis, comprender que basta de eslóganes y frases bonitas como el “plan de salvación nacional”, expresiones incoherentes como “si no me vacunas no voto”, eso es un llamado disfrazado a la abstención, que lo único que conseguirá es mantener en el poder a los que nos tienen sin vacunas; incluso seguir con frases vacías para ejercer la política como aquellos que hoy afirman que “el tiempo les dio la razón”.

Quiero dejar claro que no se trata de buscar culpables de la debacle dentro de los sectores que adversamos al gobierno, sino de proceder con ética y responsabilidad y, eso comienza con rendirles cuentas a los venezolanos, es decir, actuar con honestidad y sinceridad sin crear falsas esperanzas al país.

Además, no es un tema de lucha tan simple como derecha vs izquierda, sino de autocracia vs democracia (de la que ambos extremos tienen algo), por eso el asunto está en combatir a los que no comparten valores democráticos.

Se ha hecho evidente que la competencia por el poder no puede cerrar vías que hagan uso de las prácticas democráticas. Es así como hemos visto que cada vez más dirigentes y partidos se orientan por la promoción del debate y el ofrecimiento de alternativas para resolver la crisis. El reto es grande comenzando por empezar a evaluar las fuerzas propias, enfrentarnos a la apatía, la desesperanza y la falta de liderazgo.

Nosotros estamos claros en que la política es acción y que como líderes debemos señalar el rumbo, por ello con la seriedad y responsabilidad que nos caracteriza lo decimos sin medias tintas: vamos a ir paso a paso hacia el 2024.