La victoria y las mentiras de Duque
OPINIÓN
  Eduardo Piñate R.
Diario La Antena

Yo nací en Apure, en San Fernando, y siempre me he sentido orgulloso de ser un venezolano de Apure, un territorio hermoso, de llanuras infinitas, con un pueblo laborioso, alegre y rebelde y con una historia heroica. Fueron los llaneros quienes derrotaron en Mucuritas, El Yagual, las Flecheras, las Queseras del Medio y otros combates al prepotente ejército español y a su jefe más connotado, Don Pablo Morillo, quien nunca pudo con esa genética levantisca ante la opresión de los venezolanos, los llaneros y los apureños.

Hoy, como parte de la guerra no convencional que el imperialismo estadounidense desarrolla contra la Patria, decidieron lanzar una ofensiva con fuerzas irregulares de Colombia, aunque apoyadas por fuerzas regulares de ese país y protegidas por su gobierno, en el eje que une a la población de La Victoria con la zona de Guafitas, en jurisdicción del municipio Páez, del estado Apure. Esa fuerza irregular, formada por grupos paramilitares, sectores disidentes de las FARC convertidos a diversas actividades delictivas y al narcotráfico, articulados a la inteligencia, las fuerzas armadas y el gobierno colombiano; pretendieron convertir ese territorio fronterizo en un corredor para el tráfico de estupefacientes y otros delitos. Pero toparon con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que, en el marco del “Escudo Bolivariano”, lanzó una contundente ofensiva para desalojarlos de nuestro territorio.

El gobierno de Iván Duque, lejos de asumir su responsabilidad en la frontera, ha lanzado toda una campaña de mentiras e injurias contra nuestra FANB y el gobierno revolucionario para tratar de seguir creando el estado de opinión en el mundo que les permita justificar una agresión armada de mayor escala contra nuestro país, obviamente, dirigida por la élite política y militar yanqui.

Son tiempos para estrechar más nuestras filas, para profundizar y consolidar la unidad nacional y para estar alertas ante cualquier agresión de fuerzas extranjeras. Como dijo más de una vez el Comandante Chávez y ha dicho el camarada presidente Maduro: nosotros no vamos a agredir a nadie, pero tenemos el derecho de defender la soberanía, la integridad territorial y el modelo político social que nos dimos los venezolanos. No se atrevan, pues se van a encontrar otra vez a los Bravos de Apure. Seguimos venciendo.